Washington Beltrán Barbat

Washington Beltrán Barbat fue un periodista, abogado y político del Partido Blanco muy prolífico a pesar de su temprana muerte en 1920, cuando solo tenía 36 años de edad. El entonces presidente de Uruguay, José Batlle y Ordoñez que representaba al Partido Colorado, asesinó a Washington Beltrán en un duelo. Estaba casado con Elena Mullin Moenckeberg con quien tuvo cuatro hijos.

Washington Beltrán nació el 7 de febrero de 1885 en Tacuarembó. Sus padres y su hermana mayor murieron de tuberculosis. Tuvo que comenzar a trabajar de adolescente para ayudar a sus hermanas y a su abuela. Más tarde, la gente del pueblo organizó una colecta para que Beltrán pudiera irse a Montevideo a estudiar abogacía.

Washington Beltrán en la política

Su incursión en la política ya comenzó en su época de estudiante en la Universidad de la República, participando de los gremios estudiantiles. En esta etapa dio su primer discurso político a los 18 años. Su excelente oratoria permitió que fuera electo como director del Partido Nacional a temprana edad. Fue diputado por el Departamento de Tacuarembó a los 27 años.

Participó en la redacción de la Constitución de 1918. El voto secreto, la representación política proporcional, la obligatoriedad de la inscripción en el Registro Civil, el sufragio universal, el derecho de interpelación y la separación de la policía y los militares de la actividad política, fueron algunos de los temas por los que abogaba Washington Beltrán y que quedaron plasmados en la Carta Magna.

Washington Beltrán el periodista

A pesar de su formación en abogacía, se interesó también por la literatura y el periodismo. Fue docente de literatura en la Universidad de la República y llegó a escribir y publicar sus propias obras: De la Raza en colaboración con Ismael Cortinas, El Contrato Social, El Genio, De actualidad política, Los filósofos del siglo XVIII y Cuestiones Sociológicas. Al fallecer dejó una obra inconclusa que había titulado El heroísmo.

En cuanto a su faceta periodística, comenzó publicando algunas notas en La Democracia, La Razón, La Tribuna Popular y hasta en la revista científica Evolución. En 1918 fundó con Leonel Aguirre y Eduardo Rodríguez Larreta el diario El País, que sigue funcionando hasta la actualidad. Compartió con sus socios la dirección del periódico hasta su muerte.

El duelo con Batlle y Ordoñez

En esa época lo duelos eran una práctica común para resolver conflictos, aunque no estaban regularizados, por lo tanto, se podía enjuiciar a los participantes por asesinato. Fue recién a partir de la muerte de Washington Beltrán que se creó una ley de duelos para legalizar estas contiendas. En esta ley se exigía la participación de los padrinos, se estableció el tipo de armas que se podía utilizar y otras tantas formalidades. Esta ley estuvo vigente hasta el año 1992 en Uruguay, lo que significa que hasta ese momento fue legal matar a otra persona en duelo.

Washington Beltrán escribió y publicó un artículo en su diario El País el 1 de abril, donde hizo críticas a la gestión del presidiente. Batlle y Ordoñez lo retó a duelo de pistola por este motivo. Tuvo lugar al siguiente día, que casualmente era un viernes santo, en el Parque Central, cancha del Club Nacional de Football, en Montevideo. Se acordó que fuera a dos tiros. Los padrinos de Beltrán eran sus dos socios del diario. Fue un día de intensas lluvias, por lo que el duelo tuvo que suspenderse dos veces por unos minutos.

En la primera contienda los dos dispararon pero no dieron en el blanco. En la segunda, luego de volver a cargar las pistolas, Batlle y Ordoñez hirió de bala a Beltrán cerca de la axila derecha y éste murió a los pocos minutos. En general, los duelos en Uruguay terminaban con heridas leves, pero Batlle era un experto tirador, tuvo derecho a elegir el arma por ser el ofendido, según la costumbre en la época.