Ranas y sapos del Uruguay

Rana monito

En Uruguay, las especies de anfibios que más abundan son las ranas y los sapos, que pertenecen al grupo de los anuros. El término anuro es un neologismo creado a partir del griego y significa sin cola. No solo en Uruguay prevalecen los anuros sobre las demás especies , a nivel mundial, de las seis mil especies de anfibios clasificadas, cinco mil quinientas son ranas y sapos.

Hábitat de los anuros

Si bien es más frecuente que habiten en zonas tropicales, y a pesar de la pequeña superficie del Uruguay, en él se distribuyen 47 especies de sapos y ranas. La mayoría de estas especies se encuentran a lo largo de todo el territorio, pero unas pocas habitan en zonas específicas.

Tal es el caso del sapito de Darwin, que se encuentra en las zonas costeras del Río de la Plata y del Océano Atlántico donde hay arena. También asociado a este hábitat arenoso, aparece el escuerzo verdadero, un sapo grande y ancho que se caracteriza además por tener dos protuberancias en la cabeza a modo de cuernos.

Sapito de Darwin

La rana monito y la rana de las piedras también son especies que limitan su hábitat a un ambiente particular. Ambas especies se encuentran cerca de los ríos, arroyos y cañadas de los paisajes serranos. En los departamentos de Salto y Artigas, y hasta el sur de Paraguay habita el sapo cururú y la rana boyadora chica.

Reproducción de los anuros del Uruguay

Ninguna especie de anfibio pone huevos amniotas y el embrión necesita un medio acuoso para desarrollarse, es por ello que los sapos y las ranas ponen sus huevos en el agua. Sin embargo, algunas especies tienen estrategias que les permiten hacer la puesta de huevos fuera del agua. Tal es el caso de la rana gato. La hembra libera junto con los óvulos una sustancia que al batirse forma una espuma blanca. Tanto el macho como la hembra se dan a la tarea de batir para formar un nido de espuma.

También la pareja de ranas criollas construyen un nido de espuma pero en forma de corona. La hembra de la rana criolla se queda en el centro del nido durante cuatro a siete días, hasta que salen las larvas. La hembra, casi como una mamá pato, cuida las larvas hasta que completan la metamorfosis y hasta ese momento todas juntas forman un cardumen.

Nido de espuma de rana criolla

La rana de bigotes y la rana piadora, especies que se pueden encontrar en las praderas inundables, tienen una estrategia bien diferente, que es la de construir cámaras bajo tierra para poner los huevos.

Amenazas a la población de anuros

Las poblaciones de ranas y sapos del Uruguay están mermando su número debido a tres problemas principalmente: enfermedades, especies exóticas y reducción de su hábitat.

La expansión de los cultivos y el crecimiento de las zonas urbanas, sobre todo en la franja costera, fragmentan cada vez más el ambiente donde habitan sapos y ranas. El sapito de Darwin, especie que únicamente se haya en Uruguay y por tanto debe ser protegida para evitar su extinción, ha sido desplazado de los departamentos de Montevideo y Canelones debido al crecimiento de la ciudad. Hoy solo se lo encuentra en Maldonado y Rocha.

Sapo toro

También la introducción irresponsable de especies exóticas juega en contra de la conservación de las especies. Hace ya varios años, se trajo a la rana toro desde América del Norte. La rana toro sobrevivió a los criaderos y ahora hay poblaciones naturales que compiten por el espacio con las ranas autóctonas.

En cuanto a enfermedades, el hongo batrachochytrium dendrobatidis, que se esparce por medios acuosos, ya es responsable de la extinción de varias especies. En Uruguay, este hongo se ha encontrado en criaderos. Se cree que la cría y comercialización de anfibios es a causa de la expansión de la enfermedad.