Paso del Durazno – Puente Viejo

Puente Viejo

Luego del levantamiento del Sitio de Montevideo, en octubre de 1811, habitantes de la Banda Oriental siguieron a Artigas en una migración colectiva hasta el Salto Chico del Río Uruguay. Por entonces, el Paso del Durazno era meramente un camino de tierra que llegaba hasta la orilla del Río Yí.

El Puente Viejo se ubica sobre el Paso del Durazno, lugar por donde los orientales que marcharon en el Éxodo del Pueblo Oriental cruzaron el Río Yí al regresar a Montevideo. El puente fue construido casi un siglo después de este acontecimiento histórico, fue inaugurado en el año 1903 y diseñado por el Ingeniero Federico Capurro.

La Avenida Winston Churchill comunica a la ciudad de Durazno con el centenario Puente Viejo y la Avenida Aldama te permite retornar (es la misma calle con dos nombres, dependiendo de la dirección en que se viaje). El camino hasta este sitio histórico ya es atractivo por los tupidos árboles de plátanos que lo rodean.

Puente Viejo

El Puente Viejo, de madera y sumergible, es una cita obligatoria para todos los turistas que estén de visita en el Departamento de Durazno. Se debe tener cierta precaución, ya que la madera del puente se ha ido deteriorando con el paso del tiempo y actualmente solo se puede circular con  vehículos livianos, como motos, bicis o cuatriciclos.

Es por este estado de deterioro que en el 2018, la Intendencia Municipal de Durazno prevé la reconstrucción y la sustitución de todas las tablas con madera importada de Paraguay.

Creciente Río Yí

Cada año, el Puente Viejo es azotado por crecientes del Río Yí, cuando esto sucede, el personal de la Intendencia Municipal de Durazno procede a colocar barreras de color amarillo y carteles indicativos para cortar el paso. Las crecientes suceden dos a tres veces por año, aunque en algún año se han producido más de cinco cortadas de paso.

Raid Paso del Durazno

Cada año en el mes de mayo y desde hace 20 años, se realiza el Raid Paso del Durazno, organizado por la Sociedad Criolla Carlos Reyles, sobre distancia de 90 kilómetros, con un abultado premio para el primer lugar. En 2018, el premio fue de 130.000 pesos uruguayos.

El Raid es una competencia ecuestre muy popular en el interior del país, pero sobre todo en las pequeñas localidades del Departamento de Durazno. En estas carreras el caballo tiene que recorrer largas distancias a través de diversos terrenos, poniendo a prueba la velocidad y la resistencia física del caballo, así como la habilidad del jinete.

Raid Paso del Durazno