Beneficios y usos culinarios del jengibre

Tallo de planta jengibre

El jengibre o kion es una planta de la familia de zingiberáceas, cuyo tallo es muy apreciado por su aroma y su sabor picante muy peculiar. La planta puede llegar a crecer hasta los dos metros de altura, y con unas hojas de aproximadamente 20 centímetros. El jengibre proviene del los bosques lluviosos tropicales del sur de Asia y fue una planta muy usada por los antiguos griegos y romanos.

En Uruguay, el uso del jengibre en la gastronomía y como remedio casero se ha extendido bastante los últimos años. Se puede comprar jengibre fresco en cualquier verdulería o en saquitos de té en almacenes o supermercados. Especialmente para cortar con los síntomas del resfrío, se ha vuelto popular entre los uruguayos colocar una tajada de jengibre fresco en el termo con agua hirviendo para tomar mate.

Usos culinarios

La parte de la planta que más se utiliza son los rizomas, aunque popularmente y de forma no tan acertada se habla de la raíz del jengibre. En botánica, se llama rizoma a los tallos que crecen debajo de la tierra y en forma horizontal.

Los tallos o rizomas del jengibre, que son de muy fuerte sabor, se utilizan desde hace milenios en la cocina asiática. Se suelen guardar en conserva en vinagre para consumir como aperitivo o simplemente se agregan a las comidas para condimentar. Entre los chinos, su uso extendido tiene el fin de disminuir otros aromas y sabores más intensos, como los de los mariscos o carne de cordero.

En la cocina occidental, el jengibre seco o en polvo se utiliza más que nada para alimentos dulces como pueden ser: caramelos, pan de jengibre, saborizar galletas, infusiones y también es usado para saborizar gaseosas.

Beneficios del jengibre

Jugo de jengibre y tallo

El sabor intenso del jengibre le ha ganado un buen lugar en el arte culinario de oriente y occidente, pero también sus innumerables beneficios para el organismo lo han catapultado en su uso para el tratamiento y prevención de diversas afecciones.

1- Mejora la circulación sanguínea

El jengibre tiene magnesio y zinc, partículas claves para mejorar la circulación sanguínea. También cuenta con propiedades que ayudan a prevenir problemas cardiovasculares,  por tener la capacidad para inhibir la acumulación de colesterol malo en el hígado.

2 – Mejora la asimilación de nutrientes

El consumo de jengibre mejora la asimilación de nutrientes, estimulando secreciones del estómago y de las enzimas pancreáticas. Ayuda también a la estimulación del apetito.

3- Previene gripes y resfriados

Contiene propiedades expectorantes y antibióticas que ayudan a mitigar los molestos síntomas del resfrío y la gripe. Comúnmente se utiliza en infusiones.

4- Mejora la digestión

El jengibre ayuda a aliviar los dolores abdominales y la hinchazón, contribuyendo a la digestión de alimentos. Previene y combate el estreñimiento y disminuye los gases intestinales.

5- Refuerza el sistema inmunitario

El consumo frecuente de esta planta mantiene al sistema inmunitario fortalecido ante posibles infecciones. Previene derrames cerebrales y ayuda al combate contra las bacterias intestinales.

6- Alivia dolores articulares

Por si fuera poco, el jengibre posee propiedades anti inflamatorias, que ayudan a disminuir la inflamación y el dolor en las articulaciones provocado por diversas afecciones.

Se recomienda siempre no consumir ninguna hierba en exceso. Antes de consumir jengibre con frecuencia o en grandes cantidades, se debe consultar con un médico, puede haber contra indicaciones si el paciente padece alguna enfermedad o está medicado.

Recetas con jengibre

Jugo de jengibre

Jugo de jengibre

Ingredientes

  • 1 manzana en trozos
  • 1 vaso de jugo de naranja natural (200 mililitros aprox.)
  • 1 trocito de jengibre

Preparación

Para esta preparación solo se debe de introducir los ingredientes en la licuadora y procesar hasta lograr una textura adecuada. Consumir un vaso una vez por día.

 Té de jengibre

Té de jengibre

Ingredientes

  • 1 tallo de jengibre fresco
  • 1 limón
  • Miel de abejas (cantidad a gusto)

Preparación

Colocar en una taza ralladura de jengibre fresco, incorporar el jugo de un limón y luego agregar  agua hirviendo. Endulzar con un poco de miel de abejas.