Ganso silvestre del Uruguay

Gansos

El ganso es originario de Egipto pero se distribuye casi por todo el mundo. Se lo conoce también con el nombre de oca. Pertenece a la familia de aves anatidae. Esta familia son aves migratorias que viven cerca de sitios con agua y son palmípedas, es decir, tienen membranas entre los dedos de sus patas que se adaptan para nadar.

Al igual que el resto de las anátidas, el ganso se suele ver en campos con lagunas, tajamares o arroyos, siempre cerca del agua. Pero a pesar de ser una ave acuática, pasa la mayor parte del tiempo sobre la tierra.

También es más frecuente en campos con granos, ya que su dieta se basa en material vegetal, como semillas, hojas y raíces, aunque también se puede alimentar de larvas y de insectos pequeños.

Es un ave diurna de vuelo corto y vive en grupo. Busca alimento en aguas poco profundas o sobre la tierra y lo hace en grupo. Este comportamiento cambia en época reproductiva, cuando sale a buscar alimento en solitario.

Características del ganso

El ganso puede llegar a medir entre ochenta y noventa centímetros de altura, con una envergadura de entre 150 y 180 centímetros. La envergadura de un ave es la distancia entre las puntas de sus alas cuando están extendidas. En sus primeros meses de vida, el ganso puede llegar a pesar cuatro kilogramos, y en su adultez, el macho puede llegar a pesar unos diez kilos. Llega a vivir hasta quince años.

Tiene cuello largo y patas cortas. Los gansos que encontramos en Uruguay tienen plumas blancas o grises y un contrastante pico de color anaranjado rojizo. No presenta dimorfismo sexual, es decir, no podemos diferenciar a simple vista a los machos de las hembras.

Reproducción

La hembra es la encargada de seleccionar el lugar para nidificar, que con frecuencia es una saliente o un montículo con buena visibilidad. Lo rellena con fibras vegetales. Puede usar el mismo nido durante varias temporadas. La puesta es de entre tres a ocho huevos. Solo la hembra participa en el proceso de incubación, que dura 24 días aproximadamente.

Luego de la eclosión del huevo, el pichón suele abandonar el nido a las pocas horas en busca de su propio alimento. Ambos padres se encargan de guiar a los pichones. La familia puede trasladarse varios kilómetros lejos del nido. Los jóvenes empluman entre 42 y 50 días después su nacimiento.

Mercado y comercialización

El hombre ha domesticado y comercializado al ganso con diferentes propósitos. Uno de ellos es la custodia del hogar porque emite un sonido muy agudo ante la presencia de personas o animales desconocidos, incluso detecta los sonidos antes que los perros.

Las plumas del ganso son conocidas en el comercio como duvet. Con ellas se fabrican acolchados, camperas y bolsas de dormir. Son buenas aislantes de temperatura, repelen la humedad y son muy livianas.

En esta industria se extrae las plumas del ganso a partir del primer año de vida. Empluma cinco veces por año y se extrae 300 gramos a cada ave. No se sacrifica al ganso en el desplume, pero de todas formas, es un suceso bastante estresante para el animal.

Por otro lado, se comercializa la carne. El ganso ya se vende para este fin cuando apenas llega a los dos meses de vida, porque ya pesa alrededor de cuatro kilos. Se los suele preparar al escabeche o en comidas con cocciones largas, ya que no es una carne blanda.

La población de gansos se redujo mucho alrededor del año 1990, debido al auge en el consumo de su carne, pero actualmente, esta tendencia o moda se ha revertido.