Cucumelo: hongos alucinógenos en Uruguay

hongos de la especie psilocybe coprophila

El cucumelo es un grupo de hongos que crece en la bosta de vacas y ovejas. Se encuentra en abundancia en Uruguay, en el nordeste argentino, en Chile y en Paraguay. Estos hongos son conocidos por sus efectos tóxicos y alucinógenos.

Ojalá que llueva, que crezca el cucumelo, ojalá que llueva, que tiene que llover. El himno del cucumelo es una cumbia escrita por el cantante y compositor argentino Hernán de Vega. En México se conoce al hongo con el nombre de teonanacatl, que significa la carne de los dioses. Los Aztecas lo consumían antes de la conquista española.

Efectos del cucumelo

Pupila dilatada

El cucumelo contiene psilocina y psilocibina, sustancias que provocan síntomas físicos como trastornos gastrointestinales y neurológicos, alteraciones psicológicos e intelectuales, como cambios del humor y disminución de la concentración.

De los trastornos neurológicos podemos enumerar: exaltación de la sensibilidad visual y acústica, mareos, visión borrosa, dilatación de la pupila, ideas delirantes, alucinaciones, pérdida de la noción de espacio-tiempo y desdoblamiento. La duración de los síntomas puede extenderse hasta por seis horas.

La concentración de las sustancias alucinógenas varía enormemente de una especie de cucumelo a otra. Además, incluso identificando a la especie, no se puede estimar la cantidad de toxicidad de una seta. Consumir cucumelo es de alto riesgo ya que no se puede predecir los efectos.

Especies del Uruguay

hongos de la especie psilocybe cubensis

En Uruguay, la especie de cucumelo que hay en mayor abundancia es la psilocybe cubensis. Este hongo tiene un sombrero umbonado, lo que significa que tiene forma de mama. Mide entre tres y 6,5 centímetros de diámetro y su color oscila entre el anaranjado y el ocre.

La especie cubensis se identifica fácilmente porque al cortar o rozar el pie, éste se tiñe de color azul. Además, las láminas del reverso del sombrero se vuelven de color violeta oscuro al madurar.

Otra especie que se encuentra en Uruguay es la psilocybe coprophila. Tiene un sombrero con forma de semi esfera y su color varía entre el marrón y el castaño rojizo con estrías, según la humedad que haya en el ambiente. El diámetro es de uno a tres centímetros.

Las láminas también tienen un color variable, con tonalidades que van desde el gris al marrón oscuro, pero los bordes son siempre blancos. La coprophila es la única especie de cucumelo que no se tiñe de azul cuando se corta o se roza. También parece tener menos efectos psicoactivos.