Piriápolis: cómo llegar y atractivos

Piriapolis playas

Piriapolis es un balneario emblemático situado en el  departamento de Maldonado, Uruguay. Fue fundado por Francisco Piria, quien compró en al año 1890 dos mil setecientas hectáreas de campo, que se extendían desde el Cerro Pan de Azúcar hasta la costa. Comenzó ese mismo año la construcción de su residencia, actualmente conocida como el castillo de Piria. Se dedicó a la plantación de olivos, tabaco y viñedos, así como a la creación del balneario a orillas del mar, con una planificación urbana que imitaba a los balnearios europeos de la época.

Cómo llegar

A Piriápolis se puede llegar desde Montevideo en automóvil o en ómnibus, se encuentra a 98 kilómetros de la capital. La frecuencia de ómnibus es de aproximadamente cada media hora. Las agencias que realizan el viaje son Copsa y Cot. Los ómnibus parten desde la terminal Tres Cruces en el centro de Montevideo.

Si vas en auto, debes tomar la ruta Interbalnearia hasta el kilómetro 82, desde donde debes seguir el desvío hacia la ruta nacional número 10. Continuas conduciendo 15 kilómetros hasta llegar a la rambla  de Piriápolis. Se debe pagar dos peajes en el recorrido.

Atractivos

Piriapolis_cómo_llegar_y_atractivos2La playa de Piriápolis es una bahía rodeada de cerros. El más cercano es el Cerro San Antonio, que llega hasta el mar, el Cerro del Toro se ubica detrás de éste y el cerro de Pan de Azúcar se encuentra un poco más alejado. Tiene además un puerto, embarcadero de veleros, yates y salida de embarcaciones pesqueras.

La playa de Piriápolis se caracteriza por ser muy segura, pocas olas y corrientes. La rambla del balneario, que lleva el nombre Rambla de los Argentinos, también conforma el centro comercial, allí encontrarás restaurantes, heladerías, juegos, tiendas y hospedaje. Es el destino ideal para pasar las vacaciones en familia.

Piriápolis es un balneario para disfrutar todo el año. Se puede subir a todos los cerros que lo circundan. Para subir al Cerro del Toro y el Cerro Pan de Azúcar se puede acceder caminando hasta la cima. Este último tiene en su cumbre una cruz de concreto de 35 metros de altura, desde los brazos de la cruz la vista es inigualable. Este cerro tiene además en su base una reserva ecológica, refugio de muchas especies de flora y fauna autóctona. También en su base se puede visitar el Eco Parque, donde se ofrecen actividades como canopy, cabalgatas y trecking  El Cerro de san Antonio es el único que se puede subir en auto o aerosilla.

Castillo de PiriaOtra atracción del balneario es el mencionado castillo de Piria, interesante por su peculiar arquitectura y la cantidad de símbolos alquímicos que exhibe. En el castillo se pueden hacer recorridos guiados.

El Hotel Argentino fue construido por el mismo Francisco Piria, y aún hoy ofrece alojamiento a los turistas que acuden al balneario. Es un hotel de categoría cuatro estrellas, cuenta con casino abierto todo el año, piscinas climatizadas y spa, entre otras comodidades.Piriápolis El hotel permanece abierto a las visitas, no solo los huéspedes pueden admirar su arquitectura y los símbolos alquímico que allí también plasmó Piria. Al pie de la escalera de la puerta principal del hotel, se pueden ver dos helios, leones alados, que simbolizan la unión de lo material y lo espiritual. El balneario fue bautizado por Piria con el nombre de Heliópolis. Actualmente la mascota de la ciudad es Helios el León.

Puerto PiriápolisEs un excelente lugar para la pesca. Desde tierra los lugares ideales son en el puerto y los balnearios próximos de Punta Colorada, Punta Negra y Punta Fría. También hay embarcaciones que ofrecen excursiones para realizar pesca deportiva mar adentro. Las especies que se pueden pescar son corvinas, pejerreyes, brótolas, pescadillas. Las embarcaciones parten del puerto de Piriápolis.

Piriápolis cuenta además con una variada oferta gastronómica, en los restaurantes cercanos al puerto se pueden comer mariscos frescos por muy buen precio, también hay pizzerías y parrilladas. En la noche, durante los meses de verano abren dos discotecas muy concurridas: Vértigo y La Rinconada.