La Plaza de las Américas – Reportaje parte V

Prohibído pasar Plaza de Toros

Equipos Consultores hizo una encuesta para ver cómo veía la población de Colonia y los turistas ciertos aspectos de las actividades turísticas de la zona. En el contexto del “Plan de Recuperación y Nuevos Usos del Real de San Carlos” se obtuvo la opinión de los colonienses: de entre las varias ideas que han surgido en los últimos años para mejorar el atractivo de Colonia como destino turístico, un 51% de los encuestados respondieron que la recuperación de la Plaza de Toros es “muy atractiva”.

En “la voz de los turistas” la Plaza de Toros aparece en el sexto puesto de lugares más visitados, y curiosamente aparece primera en la lista de “lugares que no ha visitado pero piensa visitar”. En los aspectos negativos que le llamaron la atención al turista que visitó el Real de San Carlos, la mención al estado ruinoso de la Plaza es una constante: “tendrían que abrir la Plaza de Toros para verla dentro”, “lo descuidado de la Plaza de Toros”, “le dio pena que estuviera cerrado y no poder entrar”, “lamentable el estado”, “estaría mejor que lo reparen”, “está en peligro de derrumbe, falta de mantenimiento”.

Estructura Plaza de Toros

Los turistas llegan al Real de San Carlos para ver por fuera una plaza antigua, cuyos muros están sostenidos desde el exterior por maderas que mantienen las paredes en su lugar, con un alambrado y carteles que prohíben la entrada alertando sobre el peligro de derrumbe. Ya que ningún proyecto de restauración se está gestionando, ¿no sería preferible que haga un tour por el casco viejo de la ciudad y evitar la parte del Real de San Carlos?

En Facebook se puede visitar la página “Recuperar la Plaza de Toros del Real de San Carlos”, donde algunos colonienses han hecho sus descargas con respecto al tema. Dice Arnaldo Hernández, creador del sitio: “algunos dicen que la plata vino y se la patinaron, otros que nunca llegó. La realidad es que tenemos un monumento como pocos en el mundo cayéndose a pedazos”.

Ruedo de Plaza de Toros

Todos están de acuerdo de que es imposible, una vez restaurada la plaza, volver a hacer corridas de toros, “hasta en España se están marginando” apunta Juan Carlos Silvestri. “¿Entonces qué hacer?” se cuestiona el coloniense, “la Plaza de las Américas: que cada país latinoamericano tenga un están de su productos y que se hagan fiestas en el ruedo. Ese es el planteo más original, es un proyecto que está en la boca del pueblo, cuando se decía que no se podían hacer corridas de toros, todos coincidían en que tenía que ser la Plaza de las Américas. Pero andá a saber si invirtiendo tres millones de dólares están de acuerdo en hacer la Plaza de las Américas. La Intendencia está haciendo agua, están esperando capitales inversores que de repente vos les das la mano y te toman todo el brazo, el dinero manda, entonces ¿quién se va a ocupar de la Plaza de Toros?, hoy no se sabe”.

Deterioro Plaza de TorosLa profesora de historia Sandra Chelentano, magíster en arqueología, opina que “se tiene que hacer una intervención bastante grande y muy cuidadosa, tiene que venir un equipo de especialistas porque no creo que en Uruguay haya gente preparada para hacer un proyecto de esas características. Tiene que seguir los criterios actuales de la restauración, ahora restaurar tiene ciertas limitaciones, no es hacerla de nuevo, porque si la hacés de nuevo le estás quitando el valor histórico que tiene. Si no viene gente de afuera con un criterio adecuado, capaz que es mejor que ni la toquen. Una mala intervención puede causar efectos más negativos”.

Lo ideal sería entonces buscar especialistas internacionales para no perder el valor histórico del monumento, pero tampoco podemos entregarlo en bandeja a futuros inversores, que no sabemos qué destino le darán a la Plaza. Pero entonces, ¿cuándo se hará la restauración? Hay un tema de urgencia que se debe contemplar.

Plaza de Toros desde adentro

Mientras se invierte un millón y medio para la creación de un Centro de Interpretación, la Plaza de Toros, declarada Monumento Histórico Nacional el 24 de agosto de 1977, corre riesgo de derrumbe. Vislumbramos ya el desenlace de esta historia: sigue el mismo camino del muelle del Real de San Carlos, que desapareció con una tormenta antes que alguien se decidiera a restaurarlo.