18 de mayo: Batalla de Las Piedras

Batalla de Las Piedras

La Batalla de Las Piedras fue un enfrentamiento entre la revolución del Río de la Plata al mando de José Gervasio Artigas y las fuerzas españolas, que tuvo lugar el 18 de mayo de 1811 cerca de Las Piedras, en el Departamento de Canelones, que por entonces era un caserío poco poblado.

En 1810, la capital del Virreinato del Río de la Plata, tras los enfrentamientos de la Revolución de Mayo, fue trasladada desde Buenos Aires a Montevideo. La ciudad era el principal foco español de la región, y allí se resguardaba el virrey Francisco José de Elío.

Al año siguiente, las fuerzas artiguistas se dirigieron a tomar la ciudad de Montevideo, junto a las tropas enviadas desde Buenos Aires para dar asistencia, al mando del General José Rondeau. En total sumaban un poco más de mil hombres, entre ellos mucha gente de campo.

Para frenar el avance de los orientales, el virrey envió al ejército que pudo reunir. Los españoles, al mando del capitán de fragata José Posadas, tenían casi el mismo número de soldados, aunque con artillería y los fusiles más modernos de la época. Los españoles eran en su mayoría marineros, sin experiencia en combate en tierra, más algunos reclusos y vecinos que fueron obligados a luchar.

El enfrentamiento

La altura del terreno favorecía a las tropas españolas, pero Artigas hizo una maniobra para que dejaran su posición privilegiada. Envió parte de la infantería, los españoles respondieron con fuego y el grupo de orientales comenzó la retirada con el enemigo persiguiéndolos.

Manuel Artigas, el primo del jefe de los orientales, al mando de la caballería de 600 jinetes, atacó a los españoles por la retaguardia. La infantería volvió al enfrentamiento y así el ejército español se vio atacado por ambos lados. Comenzó el combate cuerpo a cuerpo que duró varias horas.

Cerca de las cuatro o cinco de la tarde, según la versión, cuando los militares españoles comenzaron a abandonar sus puestos, José Posadas izó una bandera blanca en señal de rendición, y entregó su espada a Artigas.

Montevideo en 1810

Hubo 20 muertos en el bando oriental y 30 del lado español, muchos más heridos y se tomaron 420 prisioneros. “Clemencia para los vencidos, curad a los heridos, respetad a los prisioneros” fue la frase de Artigas cuando alcanzaron la victoria. Los prisioneros no fueron fusilados, como era la práctica en esa época.

Una vez librada la batalla, parte del ejército de Artigas continuó su camino hacia Montevideo y comenzó el sitio de la ciudad. La Batalla de Las Piedras fue la primera victoria de los revolucionarios y un hito clave para la emancipación del dominio español, es por ello que el 18 de mayo es feriado nacional en Uruguay.